Canal RSS

Archivo de la categoría: Ceniza Espiral

Vicisitudes del Fénix

Señor, abre tu corazón

que ha  llegado ya

el hombre de los mares..

-Javier Heraud

144      alguien me dijo lo que significa

145      soñar un pegaso

146      pero yo no comprendí

 

147      pregunté poniendo al viento pólenes como alas

148      vaporando el patinaje en el deshielo

149      abogando por cultivos de estrategias vegetales

 

150      pregunté pensando al tiempo significados  del verde

151      pensando cuánta falta hace a mi dedo evolucionado

152      aprender lenguajes de silencio,

153      acallar desbordamientos provocados por el ansia de vaciarme

154      y hablar de vacuas plenitudes,

155

156    pensando cuántos silencios necesito introducir en mi poema

157    para ser más decoroso, elegante, verdinegro

158    y que al fin lo que no se oculta pródigo se muestre

159    y lo que hubiese respondido

160    si pensamientos de pez, si colores de arbusto esculpido

161    me hubiesen alcanzado

162    y la semántica aromática inodora, sido transparente al tacto

163    y si mi alma no estuviese dividida

164    en mundo lunar y sublunar

 

165    pregunté a la música por su continuidad

166    y envuelta se encontraba en prístinos telares

167    mas dónde está la Tejedora

168    pregunté a la música por los dedos que pulsan sus agujas

169    y esta oración que se pregunta

170    cómo saber si está pensando en otra cosa

171    o dónde hay frase invernadera

172    que de equívocos me salve en la estación

 

173    pregunté a la puerta que me trasformó

174    por qué yo no habitaba su palacio

175    y al fin caí en la cuenta…

176    liberas una luz tan cegadora

177    dije a la farola a quien escribo en la ciudad

178    una luz tan cegadora… imposible ver estrellas

 

219    herré camino, íntimo locutor,

222    y sin quererlo me encontró lo que buscaba,

221    fue mi ceniza fuego y el paso consumido

220    y las alas me brotaron de nostalgia

 

179    y la noche…

180    todavía caminando en estas calles

181    en estrella impresa me llegó la invitación al infinito

182    y aunque tenía la invitación tan arrugada

183    me llevó la Tejedora por múltiples pasillos

184    enredándome en sus velos, fibra azul de Maya,

185    como queriendo embalsamar, para cuidarlas,

186    mis ganas de estar muerto

 

187    una vez vi sus paisajes interiores

188    sus múltiples estancias donde el aire

189    en pasillos caminé, como boca en los sabores,

190    al tiempo transcurrir permaneciendo,

191    y luego en miradores descansé

192    y no me sorprendió

193    el bien teñido rosa de las nubes

194    n iel tono verdeazul del ancho cielo

 

195    pero una voz detrás ya me llamaba

196    una voz que no era voz

197    imagen seca de enemigo

198    y no hacía falta verla

199    su sola invocación me oscurecía

 

200    así pues no escuché

201    no escuché al cosmos leyendas enarrarme

202    mientras pensaba que en aquella invitación quizá no fui invitado

203    y que tal vez me llora el ojo una mal contemplación de su ceniza

204    pensando en mi alma dividida, lunar y sublunar,

205    me vi en la tierra con alas grandes inarrastrable taciturnas

 

206    ¿no hay otro mundo?

207    pregunté a mis notas más arcaicas

208    perdidas en arrouyos memoriales

209    y en un futuro, al tiempo del diluvio pregunté,

 

210    ¿y cuándo habrá un delfín para estas alas?

211    ¿cuándo habrá una infancia que a mi muerte

212      de suyo permanezca?

Anuncios

Meine Welt

123    Lo que tú me des llegará en barco

124    y sus reyes capitanes en alfombras.

125    Pero no me des un sueño, pues

126    ¿quién puede realizar lo irrealizable?

127    Ni tus humos de diamante son las nubes

128    ni mi voz el huracán que te doblegue.

 

129    Y tú, mi amor Pachuca, tan lejos del mar,

130    llena de puertos.

 

131      ¿No fue primero el Verbo?

132      No me des nombre gentil,

133      no me des sueños

134      de los que adormecen, embalsaman;

135      de los que varan caminos viajeros

136      en sus vastas procesiones;

137      dame la proscripción y déjame ser la marea.

 

138      Lo que tú me das llega en barco.

139      El viento sopla en mí, pues tú le ahogas.

140      Mundo nefasto, no pertenezco a ti.

 

141      Bendito sea el incienso de Oriente,

142      la infusión de las hojas

143      y lagos de Michoacán.

Humo-ahí

96      yo también me pregunto

97      de qué nos sirve esta breva

98      madrugadas

99      lunas y perro

100    frío, no demasiado

101    y un paseo do circulan

102    pensamientos y recuerdos en desorden

103    un olvido que transcurre en espiral

_

104    y paganas fiestas y grandes alcoholizaciones

105    viajes y mares o desierto

_

106    nadie quiere ojos abiertos como rosas

107    ni mujeres de cristal

108    ni lágrimas de seda

109    ni otra cosa que se rompa

110    bajo el sol especular

_

111    el sol nos quiere fuertes

112    el viento sólo r-eco-cijo embarca

113    la mirada

114    sólo admite objetos sólidos

115    la palabra

116    rehúye cosas invisibles

_

117    el prado huele a hierba

118    la breva se termina

119    y es un brote pequeñito quien me dice

120    ya dispuesto a germinar

_

121    uno desea vivir

122      más allá de la embriaguez.

Cotidianidad (o Poema del Indigente)

71      Hay algo acerbo

72      en este salir a la calle, de la calle,

73      relamiendo frío,

74      lenguas a lo largo de la piel,

75      cuerpo a contra luna,

76                        más mancha,

77                        perro, conejo

78                       o rata

79      que endeble reflejo de sol

80      oculto detrás de la pavimentada madre tierra.

 

81      ¿Adónde nos llevas

82      astro redondo

83      que sujetas al mundo salvaje?

84      Cuando te miramos de frente:

85      la ceguera.

 

86      El sudor y olvido nuestra celada faz

87      en procesión de barro nos convierte

88      y más grande nos torna día con día.

 

89      A menudo más cosas son grises,

90      amarga cosa redonda

91      con rostros en el rostro

92      y sellos en la espalda;

93      necesitas más qué consumir,

94      de lo cual nosotros

95        somos la triste ceniza.

 

¿Hombre o Pachuquense?

66      Ánima en la ortiga

67      Ignorante de si albo pétalo habito,

_        o equinodermo tallo.

68      Cielo modesto orgulloso –ciudad espinosa.

69      Pero si no estás reflejada en tus raíces,

70      ¿por qué te veo?

Reflejo

45      Remoto espacio

46      anuncian tus ojos negros,

47      sueños ultramarinos

48      de rosas con olor a llanto

49      que al secar derraman suspiros;

50      amor marchito en jarrón de hielo

51      de los días perdidos en nimiedades.

 

52                        La identidad extraviada

53                         bajo cielos congelados.

54                Cada día me conozco menos

55             y la luz de aquella luna borrosa

56                              no alcanza a reflejar

57                           ni mi ondulante rostro

58       ni mis alas vueltas manos azarosas.

 

59      Antes                 era                 libre.

60      Ahora me parece que estoy solo.

 

61    Mas si alguna vez recupero mis alas…

62                             volaré,

63                 volaré con mi parvada

64        y mi reflejo será una caricia clara

65                en la piel de los lagos.

Embalsamar el amor verdadero

20                                           Tu  voz  lastima

_                                         el  canto  del  silencio

21                                           labios  negros  con

_                                      sabor a pétalos de abismo,

22                                    aleja  tu   lengua  de   mis

_                                           ojos  que  no  existen

23                                       del sueño que se rom

_                                              pe como un grito.

_                                                             _

24                  Déjame   morir   en   los   rincones   de   la   mente.

25                   Velas  encendidas  para  una  ceremonia   (26)   in

26                      vocan   el  amor   desconocido,    (27)    me   in

27                       vita     descubrir    la         risa   que    no   viene

28                         las   aves  de  la  lun      a  fallecidas  en  el  río

29                           la     extensa     ca           bellera     que       me

30                           (29)  enerva/   que            me  empuja  hacia

_                                               los                                  senos

31                         de    una    amante    de    cristal    sobreviviente

32                                                                gracias

_                                  a   los   brillos   guturales   de   la   noche.

33                            No   interrumpas  la   espera   que  me  ocupa

34                          ni         prometas            inasibles          horizontes,

35                      la   piel    de    la    traición    tiene    figura    humana,

36                no confío en tus brazos (37) olorosos a pasión vaporizable

38                             Aléjate            porque             aquí            viene

39                              la        dama        de        alas        multiformes,

40                              me lleva por cielos de bruma que no ciega

41                                   pero                        (γ)                adormece,

42                                   envuelve mi conciencia con su manto.

43                                               Mi corazón ya es eterno

_                                                      porque anochece…

44                                                 un placer transparente

_                                                  me cubre con sus vendas.